Serie de 300 unidades

Con frases como esta de Ignacio Sainz de Cámara "La Giulietta y el brío de su mecánica cautivaron en un solo lustro el corazón de casi veinte mil romeos" (revista AUTOMOVIL) uno se imagina, las grandes satisfacciones que este pequeño spyder debió dar a sus afortunados poseedores.

Fue presentado en los stands de Alfa Romeo y Pininfarina en el salón del automóvil de Turín de 1956, después de haber sido convencidos los directivos de la casa por el importador neoyorquino Max Edwin Hoffman para construir el modelo. La idea fue todo un éxito y fue el comienzo de toda un saga de spyders dos plazas que aun perdura en los catálogos actuales de la marca milanesa.

Con la Gulietta Spyder, Alfa Romeo edifica gran parte del mito del "alfista" conductor, en este caso conductora, brillante y rápido.


Modelo AGOTADO.

 

Referencia Anterior Referencia Siguiente