Serie de 400 unidades

En los años posteriores a la 2ª guerra mundial había bastante incertidumbre sobre la reglamentación que se adoptaría para la nueva F1. Por fín, en 1952 se pactan unas normas que entrarían en vigor en el 54.

En el departamento de competición de Mercedes deciden en este lapso de tiempo tomar parte en competiciones y ganar carreras de coches sport, preparando así la llegada de las futuras "flechas de plata".

Este equipo dirigido por el profesor Nallinger con la ayuda inestimable de Uhlenhaut y del mítico Neubauer tuvieron el honor de desarrollar el Mercedes 300 SL.

La mecánica provenía del Mercedes 300, convenientemente retocada hasta alcanzar 177 caballos; el motor se inclinó 35 grados hacia la izquierda a fín de reducir la altura del capó. El conjunto mecánico se montó en un chasis multitubular de acero. Esta disposición ocasionó grandes problemas de accesibilidad al habitáculo, pero fueron solucionados haciendo desmontable el volante de dirección y creando las célebres puertas "Alas de gaviota", que caracterizan al modelo que en esta ocasión ha reproducido Slot Classic.

El 1 de Abril del 52 se presentó a la prensa, y en estas fechas Alfred Neubauer ya tenía los pilotos para conducirlos: Rudi Caracciola, Hermann Lang y Karl Kling.

Por fin llegaba la primera carrera, que no fue otra que las míticas Mil Millas, en la que tuvieron una competencia de primer orden, destacando la escudería Ferrari con un equipo formado por Bracco, Tarufi, los hermanos Marzoto, Castelloti y el veterano Biondetti, recordman absoluto desde 1938 y ganador en 4 ocasiones de la prueba. Al final se impondría el Ferrari de Bracco, no si antes haber ofrecido una feroz resistencia los Mercedes, en la que conviene destacar la lucha entre Lang y Tarufi, que terminaría con el abandono de ambos y la pelea entre Kling y Bracco, que al final se declinaría a favor del piloto italiano, ocupando Kling con su Mercedes un brillante segundo lugar. Carraciola se clasificó en cuarta posición detrás del Lancia de Fagioli.

En la siguiente carrera, el gran premio de Berna de automoviles sport, Carraciola sufrió un grave accidente, que motivó su retirada del automovilismo áctivo.

Para las 24h de Le Mans se presentaban tres coches con los siguientes dorsales:

Nº20 - Helfrich - Niedermayer
Nº21 - Lang - Riess
Nº22 - Kling - Klenk

Haciendo una carrera conservadora sin forzar las mecánicas conseguirán llegar a la 12h ocupando la el segundo y tercer lugar detrás del Talbot le Levengh, sólo a falta de una hora el motor del Talbot se rompe y desde ese momento los Mercedes no tendrán rival y se impusieron claramente, clasificándose Lang y Riess los primeros, batiendo el record de la prueba a 155,575 Km/h que hasta entonces ostentaba el Jaguar de Walter Witeheart. Por su parte, Helfrich y Niedermayer se clasifican en segunda posición, mientras que Kling y Klenk tuvieron que abandonar a la novena hora por rotura de motor.

Para la carrera Panamericana Mercedes desplazó a Méjico cuatro coches para tres equipos: dos coupes y dos spyder. Kling y Lang escogieron los coupes y el americano John Flitch, último fichaje de Mercedes, fue el que condujo el Spyder.

Al igual que en Le Mans las consignas de Neubauer fueron tajantes tener un comienzo cauteloso y a mitad de prueba forzar al máximo.

La carrera fue un encarnizado duelo entre los tres Mercedes y los Ferraris de Vittness; Bracco y Chinetti. Dos de los Ferrari tendrían que abandonar y solamente Chinetti lanzó furibundos ataques que Lang supo controlar.

En la clasificación final el primer puesto fue para Kling, quedando el segundo para Lang.

Después de esta demostración Mercedes aparcó en el MUSEO estos magnificos automoviles, dedicando todo el potencial de su departamento de competición a la F1, pero fueron la base para que a finales del 54 fuera presentando el Mercedes 300 SL Alas de Gaviota del 54, mítico automóvil que es hoy una pieza muy codiciada por los coleccionistas.


Modelo AGOTADO.

 

Referencia Anterior